martes, 8 de marzo de 2011

DIARIO DE PANDILLAS - 24 DE ABRIL DEL 2009 / PRIMERA PARTE

Graffitis en la corbata de un alumno

        "Habían voladas de muchas cosas en el colegio.  Una era de que bajarían los de un coelgio rival, otra era de que habían organizado una pera en Chorrillos y el lugar de encuentro sería el Pte. Canadá (esto si estaba confirmado ya que estaban repartiendo unas tarjetas que así lo decían)
        Me llamó un exalumno, capitán de la Policía, y me dijo que vendría al colegio cerca de la 1:30 p.m. para conversar y acompañarme en el asunto de las pandillas o grupos de alumnos (esto suena mejor)  Llegó cuando yo coordinaba por teléfono con la policía de la Victoria y de Lince.  Los de la Victoria me decían que el colegio quedaba en la jurisdicción de Lince, pero les dije que los conflictos sucedían en su jurisdicción ante lo cual, existiendo un oficio de por medio, era probable que mandaran algunos efectivos, cosa que cumplieron.
        Al dar la hora de salida apresuré el paso, firmé mi salida, guardé mis  pocas cosas, convencí a una auxiliar de acompañarme y junto con el exalumno nos fuimos al puente.  Un grupo de alumnos y ex alumnos que estaban al final del peatonal se retiraron al vernos y se dirigieron al paradero.  Al cruzar y llegar donde ellos encontramos un panorama desagradable: habían muchos adolescentes varones de otra I.E. que al parecer eran amigos de la nuestra, pero su presentación era pésima y hasta algo delincuencial; habían ex alumnos (algunos eran los mismos de la semana pasada), pero solo uno se acercó a saludar, los demás no lo hicieron.
        Había un buen grupo de nuestros alumnos y entre ellos uno cuyo padre llegó para ver y constatar en qué andaba.  Lo que vino a continuación fue muy doloroso ya que el padre de familia nada pudo hacer para que su hijo lo obedezca, muy por el contrario observé que la actitud del alumno fue muy desafiante pues prefirió quedarse con sus amistades.  El padre de familia se quedó hasta que se fueron por su lado pues las unidades no los querían recoger.
        Los 03 grupos de alumnos (Chama, 08 y 10) terminaron por irse; solo quedó un pequeño grupo de alumnos de la línea 08, los mismos que se mantuvieron alejados de nosotros.  Al final me quedé con el ex alumno policía, a quien agradezco se quedara solidariamente a acompañarnos soportando el ambiente y el implacable sol.  Precisamente fue, finalmente el sol quien me hizo sugerirle que nos fuéramos a tomar una gaseosa helada y de paso aprovechásemos para conversar.  Dejamos a los pocos alumnos de la línea 08, pues me pareció que ya no había peligro para ellos..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario