miércoles, 23 de febrero de 2011

DIARIO DE PANDILLAS - 22 DE ABRIL DEL 2009

        "Fui al paradero pasadas las dos de la tarde (la salida es a la 1:45 p.m.).  Terminando de cruzar el puente peatonal encontré a un grupo de alumnos de la Línea 08; hablé con ellos, específicamente con algunos de los que enseño.  Lamentablemente se quedaron haciendo hora.
        Crucé y fui a donde estaban alumnos de diversas líneas; conversé con ellos de generalidades; terminé prestando 0.50 céntimos a dos de ellos, pero los anoté en mi lista blanca (así llamo a la relación de alumnos que deben plata por copias o por préstamo).
        En eso pasó una línea con alumnos de un colegio que ellos ven como rival.  De improviso un alumno de la línea Chama tiró una botella de vidrio. La  verdad  es que me sentí muy indignado, me acerqué a ellos y les increpé su actitud; lo mismo hicieron dos señores, y lo hicieron de manera muy exaltada, pero la verdad es que los entiendo perfectamente ya que es inconcebible que en pleno siglo XXI se den estas trifulcas.  Lamentablemente a esos alumnos no les importa la gente que va en lo carros y la que está en el paradero, y tiran a matar, caiga a quien le caiga.  Algunos alumnos se pusieron muy atrevidos, pero definitivamente no les di la razón.  Es muy justo que la gente que ve todo esto se amargue.  Y en todo caso si, pese a todos los consejos que les damos, los alumnos de ambos colegios quieren hacerse daño, pues que se vayan a un pampón todos ellos y se maten, pero sin afectar a terceros, aunque de hecho sus familias y amistades sufrirán por ellos, por sus malas decisiones.
        Creo que si siguen así, en cualquier momento la gente tomará la ley en sus manos y el espiral de violencia continuará.
        Algo calmadas las cosas los alumnos se fueron retirando en sus respectivas líneas, las cuales al ir avanzando la hora los van recibiendo; algunos se fueron  otros paraderos (México y Palermo).  Eran cerca de las 3:00 p.m y creo que un poco más.
        Lo único que sé es que en estos días que estoy en el paradero me estoy achicharrando con el tremendo sol que quema con fuerza...
        Me siento mal por no poder llegar a la conciencia de los alumnos y alumnas, lamentablemente les gana la pandilla"


lunes, 21 de febrero de 2011

DIARIO DE PANDILLAS - 17 DE ABRIL DEL 2009 - POR L A TARDE


    "Ha sido un día tremendo.  Me dirigí rápidamente al puente, encontré alumnas de otro colegio, las mismas que al llamarles la atención, me contestaron mal.  Esto me molestó y fui a la comisaría para denunciar que ayer nuestras alumnas habían sido agredidas por las del otro colegio. Aproveché para pedirles apoyo ya que especialmente los viernes son días difíciles pues bajan al paradero de Canadá ex alumnos y otros que no lo son (a esos les dicen hinchas), y por lo general se dan enfrentamientos muy violentos.
        Regresé a Canadá por el puente peatonal y debo confesar que lo hice con cierto temor porque a veces no sé si los ex alumnos y otros terminarán respetándome. Al ir acercándome, la mayoría de alumnos y ex alumnos se retiraron, lo cual me produjo una vana satisfacción, más bien diría una tonta satisfacción ya que en el fondo lo que yo buscaba era ser respetado y al menos esa retirada indicaba cierto respeto o quizás miedo.  Solo se quedaron 06 ex alumnos (aunque dos no lo eran).  Me acerqué a ellos, les saludé, les hablé y les dije que no deberían irse al verme ya que mi intención no era hacerles ningún mal.  Después de hablarles, me acompañé de ellos al paradero y encontré otros ex alumnos, y entre ellos ubiqué a uno que yo pensaba estaba en el extranjero; aún con todo me alegré de verlo, hablamos un buen rato, lo vi contento.  Vi otros ex alumnos, algunos se acercaron, otros no.
        Aproveché para hablar con alumnos de la línea 8 y les pedí que evitaran los conflictos con sus compañeras del colegio y con los alumnos de La Chama.  Luego seguí conversando con los que podía, incluso con alumnos de otros colegios.
        Llegaron unos policías (03 para ser más exacto).  Quisieron apoyarnos e hicieron subir alumnos en La Chama, pero al llegar a la esquina (Av. Canadá con Paseo de la República) los hicieron bajar (al decir de los alumnos los botaron amenazándoles con un fierro o algo similar).  Los policías no hicieron nada o no pudieron hacer nada y terminaron yéndose sin que nos diéramos cuenta.
        Y ahora viene lo tremendo.  No recuerdo la hora, pero estaba comiendo una rodaja de piña que uno de los ex alumnos me invitó, además de seguir conversando con él y ellos.  De repente fue como una gran explosión, vi correr  gente, escuché gritos y al voltear hacia el lugar desde donde se emanaba todo eso vi (como en cámara lenta) diferentes escenas de agresión del todo confusas; al comienzo atiné a tratar de protegerme del ataque de los alumnos agresores, pero de inmediato me sentí impulsado a intervenir muy a pesar de mis temores.  Se me presentaron muchas escenas al mismo tiempo, pero entre ellas vi a un alumno de tercero que estaba derramando mucha sangre de su rostro, vi a dos alumnos del colegio que estaban rompiendo las lunas del carro donde vinieron los agresores, vi alumnos corriendo por todas partes, etc.  Solo atiné a pedirles que se detuvieran, que dejaran de romper lunas, que se  tranquilizaran.  Además de ello llamé la atención a los alumnos agresores que estaban en el carro y provocaban a los alumnos que estaban en pleno fragor de la bronca.  Luego corrí, corrí como nunca, corrí hacia la comisaría para dar aviso a los policías, antes mandé a la posta al alumno herido con dos de sus compañeros, corrí al colegio para pedir ayuda e increíblemente encontré a la prensa y la llevé al lugar del ataque para que nos pudieran ayudar a dar a conocer estos hechos ante los cuales TODOS son indiferentes.
        La Prensa logró, al menos, que en la posta fuera recibido el alumno agraviado, ya que lo habían devuelto aduciendo que como había sido agredido  en una pelea de pandilleros tenía que ir al hospital Santa Rosa, lo cual en ese momento me parecía tonto; al ver a la prensa, no tuvieron más que atender al alumno herido
        Las peticiones de ayuda hicieron efecto y se acercaron al lugar de los hechos algunos policías de Lince, y por parte del colegio la psicóloga, la asistenta social y una profesora.  Todos ayudaron a que los alumnos que quedaron fueran recibidos en las líneas Chama y 08.
        Cuando todo pasó fui al colegio y le comuniqué todo a la directora.  Le dije que la policía de Lince sugería hacer un documento dirigido a la comisaría de la Victoria a fin de que ellos atendieran los problemas del paradero de Canadá por ser de su jurisdicción.  Se hizo la carta y fue llevada al día siguiente, pero lo cierto es que esa comisaría esta super lejos, recontra lejos y lo más práctico es que los de Lince o de Requisitorias se preocupen de atender esta situación problemática.
        Que tremendo día Señor Jesús, solo se ofrecerte mi tiempo, mis fuerzas, mi vida toda para el servicio de estos tus hijos que andan tan extraviados."


viernes, 18 de febrero de 2011

DIARIO DE PANDILLAS - 17 DE ABRIL DEL 2009

        "Hoy por la mañana, en el colegio, conversé con algunos alumnos de la Línea 08; ellos manifestaron que fueron las alumnas del colegio (las del Melitón Carvajal) las que primero agredieron a las chicas de la otra I.E. (pero pienso que esas alumnas no debieron haber venido por ningún motivo).  
        Al término de la conversación noté en algunos de ellos cierta molestia conmigo, pero creo que estoy en la razón al decirles que ellos deben ser solidarios con sus compañeras carvajalinas; claro esta que esa solidaridad no debe pasar por aceptar conductas inapropiadas, pero la verdad es que las alumnas del otro colegio eran más numerosas.  De lejos se apreciaba como el tirar y jalar de uno a otro lado; era ver una marea humana, o mejor dicho dos mareas humanas que se jaloneaban.
        De todas maneras hay versiones contradictorias y sería bueno profundizar en los hechos para conocer la verdad.  He tratado de involucrar en este asunto a la Sra. psicóloga"


jueves, 17 de febrero de 2011

DIARIO DE PANDILLAS - 16 DE ABRIL DEL 2009

        "Hoy demoré en ir al paradero de canadá.  Jalé a una profesora para que me acompañe y ayude.  De lejos (desde el puente peatonal que conduce al paradero) se veían dos granes grupos de alumnos que parecían discutir.  Apresuré el paso.  Llegamos y encontramos a dos de nuestras alumnas que habían sido agredidas por lumnas de un colegio de mujeres que suelen venir a buscar a los chicos del cole.  Lo curioso es que las alumnas del otro colegio fueron apoyadas por alumnos nuestros de la Línea 08, quienes terminaron retirándose con esas alumnas con dirección a la Av. Prolongación Iquitos que se encuentra en Lince, a la espalda del colegio.
        Acompañé a los alumnos de la Chama hasta que se fueron, más o menos  eran las 3:45 p.m. (practicamente esperaron en el paradero dos horas, dos valiosas horas).
        Parece ser que a raíz de la pelea entre las chicas de los dos colegios hay malestar entre los alumnos de las Líneas 08 y Chama"


lunes, 14 de febrero de 2011

EL PROBLEMA DEL PARADERO DE LA AVENIDA CANADÁ

        El 2009 constaté que nuestros alumnos enfrentaban un serio problema en los paraderos donde tomaban los carros que los llevarían a sus casas.  Las líneas no los querían recoger pues aducían que los alumnos les creaban problemas.  Las líneas en mención eran La Chama, la 08 y la 10; las tres llevan a San Juan de Lurigancho.
        Lo concreto es que los alumnos que integran las pandillas escolares correspondientes a las líneas en mención, se han convertido en un serio problema ya que por lo general lo que hacen es "hacer hora" y esperar a que pasen esas líneas con alumnos de la I.E. Alfonso Ugarte para tirárles piedras.  Esto particularmente es terrible ya que los alumnos, estimulados por sus rencores, tiran "a matar" y no les importa a quién hieran; ya han habido casos en los que los usuarios han salido heridos y con cortes por los vidrios rotos. Las unidades, ante esto, optan por no recogerlos pues el hacerlo ocasionaría que más adelante ellos sufran agresiones por parte de otros colegios (Alfonso Ugarte, Pedro Labarthe, Paz Soldán) que los esperan en los paraderos de México, Acho y Metro de San Juan de Lurigancho, y claro, son sus lunas las perjudicadas.

En esta foto se observan vidrios rotos después de un ataque en el paradero de Canadá.

        Esta actitud de las líneas de no recibirlos perjudica a los alumnos y alumnas que no se encuentran inmersos en esos actos vandálicos.  He podido observar que a veces se quedan hasta un par de horas y no resuelven su problema de movilidad.
        Además de esto, los mismos alumnos que evidencian conductas de alto riesgo, cuando ya se cansan de estar en el paradero, o cuando quieren trasladarse a otro campo de pelea, aprovechando que las líneas están detenidas por el semáforo, fuerzan la puerta trasera para ingresar y de paso evitan pagar su respectivo pasaje.  Yo mismo he tenido que intervenir para pedirles que no hagan eso pues es peligroso y además los pone en situación de desprestigio ante la comunidad.  Las veces que hemos tenido apoyo de la policía para que puedan ser recibidos por las líneas, la verdad es que no ha habido mayor éxito.
        Cuando decidí ir al paradero, una de mis intenciones era interceder ante los choferes para que recibieran a los alumnos, pero tampoco tuve éxito.  Se resistían a llevarlos y eran claros en decir por qué no los recibían.  Si alguna vez tuve éxito fue cuando con mi celular filmaba a las líneas y estas se sentían presionadas.
       
video

        Al presente, el problema subsiste y las autoridades nada han podido hacer para solucionarlo.  Ante esto los alumnos (los tranquilos y los que están inmersos en conductas de riesgo) han tenido que buscar maneras de superar esta situación.  Lamentablemente los que integran las pandillas escolares han optado por hacer suya la línea 23A, además de ir al puente méxico donde los enfrentamientos con otros colegios continuan.

domingo, 13 de febrero de 2011

DIARIO DE PANDILLAS - OBJETIVO


        Antes de empezar a transcribir mi pequeño "Diario de Pandillas", el mismo que fui redactando según iba yendo al puente Canadá para acompañar a los alumnos que tomaban su carro en ese paradero, debo decir que no es mi intención dar a conocer nombres, ni alertar a nadie a fin de que tome medidas de represión contra algún alumno o exalumno.  Muy por el contrario quisera que quien pudiera leer esto ABRIERA sus ojos ante lo que pasa a nuestro lado, y ante lo que somos indiferentes.  Estas realidades requieren ser atendidas, requieren personas que realmente quieran apostar por ellos y ellas, requieren manos y corazones dispuestos a darlo todo por "los más pequeños" a los que se refierió Jesús cuando dijo que todo lo que hacemos a ellos se lo hacemos a Él.
       Espero que nadie se vea aludido o aludida, pero si tal sucede, esa no es mi intención, a menos que si pasare produjera frutos de cambio y mejora personal e institucional (creo que soy muy ambicioso).

        Ahora empiezo:

        "La razón de ir al paradero es por acompañar a los alumnos y alumnas en su realidad, por evitar, de alguna manera, que cometan desmanes (romper lunas de los carros donde van los alumnos rivales, pelearse con los mismos, etc.).
        No pretendo ser ningún informante, ni fiscalizador, sino más bien un padre, un amigo.  Pero de ser neecsario intervendré para evitar conflictos con otros colegios, los mismos que suelen darse, pero trataré de ser compasivo y tolerante con esos adolescentes muchos de los cuales son mis alumnos.
        Hago mi opción por ellos y ellas, porque son los preferidos de Jesús y porue son los enos atendidos.
        Todo esto es por Jesús; en Él quisiera encontrar la verdadera motivación.
        Hago este trabajo desde el año pasado (2008), aunque no fui muy constante.  Este año quisera serlo y además perseverante.
        Lo ideal sería formar un equipo de personas (profesores, auxiliares, administrativos, padres de familia, exalumnos, etc.) que hagan este trabajo, este servicio y de manera desinteresada"

DIARIO DE PANDILLAS - INTRODUCCIÓN


        El problema de las pandillas escolares es un problema que debe ser asumido con mucha seriedad por parte de las autoridades educativas, sean estas las del colegio, las de las ugeles, las del ministerio de educación. 
        Cada Comunidad Educativa debería convertirse en un centro de recuperación de alumnos que por una u otra causa se han involucrado en pandilas.  Mientras esos alumnos esten en nuestros centros de estudio podemos hacer algo por ellos; pero si la política es "deshacernos" de ellos ya no podremos hacer nada, y lo más probable es que pasen, muchos de ellos, a engrosar las filas de la delincuencia.
        No digo que busquemos pandilleros y los hagamos estudiar en nuestros colegios (aunque sería interesante que al menos hubiera un centro que si los buscara para ello); de lo que se trata es de que si entre nuestros alumnos encontramos alguno que esta involucrado en pandillas, es nuestro deber atenderlo con lo mejor de nosotros para que logre reintegrarse al sistema educativo (aunque en esto tengo mis reparos si por sistema educativo se entienden los experimentos que los gobiernos de turno hacen con la educación).  No hacerlo así nos quitaría el derecho de decirle el próximo año "sabes, te tienes que ir del plantel porque estas metido en pandillas".  Yo, la verdad, creo que en mi colegio no podríamos decir eso a ningún alumno por más que haya estado metido en situaciones de alto riesgo; y lo digo porque esa es la verdad.  Como Institución no hemos hecho nada realmente valioso; nos hemos dedicado a sancionarlos, "perseguirlos", llamar a sus padres para decirles que se los lleven a otro colegio, invitarlos de palabra a Talleres dejando que ellos vayan o no sin ponerles la necesaria presión dado a que están en una institución donde supuestamente hay normas, y bueno, no quisera seguir...
        A pesar de lo antes expuesto, yo mismo he tenido que decirles a algunos de ellos que ya no deben regresar (y esto lo hago con mucho dolor porque yo creo en ellos, en su poder de ser mejores personas) y lo hago por dos razones:
  1. Creo tener algo de autoridad debido a que en estos dos últimos años vengo realizando un Taller de Conciencia y Sanación Emocional para ayudarles a descubrir por qué se metieron en pandillas, y sabiéndolo puedan tomar una decisión adecuada al respecto.  Lamentablemente ha faltado apoyo y decisión por parte de las autoridades del colegio y ha sido muy poco el éxito de estos talleres.
  2. Estoy plenamente convencido de que como Institución Educativa no estamos preparados para atenderlos, y esto es sumamente doloroso.  Creo que como profesionales en Educación haríamos una gran labor si lográsemos recuperar a algunos de ellos.
        El tema da para más, mucho más, y creo que se esgrimirían muchas razones para recibirlos o no en los colegios.  Pero lo que si deberíamos hacer todos es tomar decisiones adecuadas para que podamos hacer algo valioso por ellos cuando aún podemos hacerlo, y esto es posible si los tenemos en nuestras Instituciones Educativas.

        Voy a hacer uso de este blogs para ir compartiendo con ustedes mis vivencias y experiencias del 2009 en este campo del trabajo con las pandillas escolares. Creo que aunque no tuve al final buenos resultados, al menos fue una experiencia de acercamiento a ciertos grupos de alumnos que pertenecían a 03 pandillas o grupos: la gente de "La Chama", de "La línea 8" y de "La línea 10".  Para mi fue una experiencia de crecimiento, de acercamiento a esa realidad, de aceptación de sus personas, de un mayor compromiso con ellos.

lunes, 7 de febrero de 2011

RETOMANDO EL BLOGS


        Ya estamos en febrero del 2011 (para ser más exacto, estamos 07-02-11) y he dejado de escribir en el blogs por atender otros asuntos como la vacacional en el cole, las clases en la escuela de catequesis y la revisión de mi facebook.  No me arrepiento de nada de lo hecho, pero si creo que tengo que dosificar mi tiempo para que este blogs pueda servir al propósito para el cual fue creado que era ayudar a las personas que lo lean a conocerse mejor, a identificar su Yo profundo que es su YO verdadero y que es fundamentalmente BUENO.
        Además de ello, quisiera que este blogs, que lleva como título "Caminos de perfección", sea un espacio para compartir experiencias de la pastoral que intento hacer a pesar de mis limitaciones y que se concreta en el trabajo Pastoral en el Penal de Lurigancho y en el trabajo Pastoral con Menores Infractores, concretamente pandillas escolares (dos campos que, al decir del documento de Aparecida, aún no son suficientemente atendidos por la Iglesia).
        Mi interés es suscitar, en quien lea este blogs, el deseo de acercarse a esta parcela del Señor que necesita atención y comprometerse con este trabajo en la medida del llamado que se sienta y de las reales posibilidades de hacerlo.
        Tratraré de estar más en comunicación a través de este medio a fin de compartir lo que voy aprendiendo y haciendo en estos campos.